jueves, 6 de octubre de 2016

Usar Varitas en el trabajo energético



Usar varitas en el trabajo energético
 
Introducción
 
Las varitas son herramientas de sanación muy útiles con cualquier técnica energética (Reiki, Aqualead, etc...). Se puede trabajar con la varita de manera independiente y distinta de como se hace en Wicca, brujería o cualquier forma de rituales. Una varita es una herramienta energética no solamente para las brujas y los chamanes. Puede ser un palo de madera o una rama; es la intención lo que hace que la rama obtenga su poder y se convierta en una varita ‘mágica’. Son herramientas poderosas de manifestación; se puede usar la varita para la auto-sanación, limpiar el aura o los chakras superiores.
 
 
Las varitas pueden tener un cristal a la punta; los mejores cristales para colocar a la varita son el cuarzo claro y la amatista. Es fácil fabricar su propia varita con una rama o palo; puedes escribir o grabar símbolos sobre la varita, o una palabra que tenga un significado especial. La energía fluye desde el codo, a través del brazo y la mano hacia la punta de la varita.
 
 
Los tipos de varitas (con cristal/ sin cristal).
 
Hay diferentes tipos de varitas, de acuerdo a si tiene un cristal o no, y a su longitud.
 
* Las varitas con cristal en la punta sirven para el trabajo de sanación.
* Las varitas sin cristal sirven para el trabajo de manifestación; tienen un poder más ‘mágico’.
 
Los propósitos de las varitas según sus diferencias:
 
Las varitas con cristal (sanación):
Para la meditación
Durante una sesión curativa
Durante la sanación a distancia
La auto-sanación
Para potenciar objetivos e intenciones
Aumentar la energía (girar en el sentido horario)
Liberar energía (girar en el sentido anti-horario)
Trazar símbolos
Cargar una grilla de cristales
Limpiar el aura
 
Las varitas sin cristal (magia):
Abrir un espacio energético
Para la manifestación
Telekinesia, levitación
Para alterar los elementos
Hacer hechizos
La transformación/transmutación de los objetos y cosas.
 
 
La longitud de las varitas
 
La longitud de las varitas las hace distintas en su poder e intensidad. Las varitas largas (41 a 56 cm, o 16 a 22 pulgadas) son más suaves y sirven para el trabajo de sanación energética. Las varitas más largas pueden tener un cristal en la punta.
 
Las varitas más cortas (25 a 35.5 cm, o 10 a 14 pulgadas) son más potentes y dirigen la energía con mucha más intensidad. Por esta razón, las varitas cortas no tienen cristal en la punta. Necesitan un contacto directo con la energía, sin la presencia de un cristal.
 
 
Estas son las diferencias entre las varitas cortas y largas (sin cristal):
 
Las varitas cortas (25 a 35.5 cm, o 10 a 14 pulgadas):
 
Manifestar y remover objetos y cosas
Para el movimiento, telekinesia y levitación
Hacer hechizos
Transformar/transfigurar objetos y cosas
 
Las varitas largas (41 a 56 cm, o 16 a 22 pulgadas):
 
Trabajar con los elementos de manera masiva (ejemplo: el elemento del aire)
Abrir un espacio o portal energético
 
Más información
 
Las varitas tienden a tener una "personalidad" propia. Transmiten energía y mucho poder, y deben ser tratadas con respeto. Las varitas eligen a sus dueños o guardianes y mantienen su espacio energético aun cuando no se usan.
 
No compartan o presten su varita a los demás. Una varita es una herramienta muy personal y siempre la debería usar la misma persona.
Una persona puede tener varias varitas.
 
Pueden fabricar sus propias varitas, y hacer varitas para los demás. Pueden usar una rama y materiales naturales si es posible (ver artículo: Como fabricar las varitas).
Nota: el uso de varitas en el Programa Aqualead no está relacionado con el Wicca, brujería u otras religiones o rituales.
 
Sabine Blais
Centro Internacional de Aqualead
3 de agosto, 2016
© Sabine Blais Berenmil Crafts
 
 
Un agradecimiento a Claudio Fafián por editar el texto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada